Crece la importancia de Raúl García en el Athletic

Raúl García marcó dos de los tres goles del Athletic el pasado domingo ante el Celta. El centrocampista navarro abrió el marcador desde los once metros tras un claro penalti de Araujo sobre Muniain en el 16’. Un minuto después, el ex de Atlético y Osasuna aprovechó una buena jugada de combinación para introducir en las redes de Rubén Blanco una atinada dejada del de la Txantrea.

El Athletic se ponía con una buena ventaja en el marcador pasado el cuarto de hora de un partido vital para las aspiraciones europeas. Williams hizo el tercero al filo del descanso tras interceptar un balón del portero visitante. La segunda parte transcurrió sin sobresaltos y el gol de Iago Aspas en el 89’, también desde el punto fatídico, solo vino a maquillar el resultado, porque el triunfo ya estaba asegurado para los locales.

Raúl García ya suma nueve goles en el torneo de la regularidad para convertirse en el segundo mejor artillero del equipo después del delantero bilbaíno, que ha marcado 13. Por detrás de ambos, se sitúa Iker Muniain con 7. De esa manera, el ‘22’ rojiblanco está a dos de su mejor marca en el torneo de la regularidad lograda con Osasuna en la temporada 2011-12, cuando jugó como cedido del Atlético de Madrid. En el Athletic, tiene dos campañas con 10, precisamente las dos anteriores, en la 2016-17 con Valverde y en la 17-18 con Ziganda.

Raúl está siendo fundamental en la segunda vuelta de la Liga. Tanto es así que extrañó sobremanera que Gaizka Garitano le dejara en el banquillo en la trascendental visita realizada al Valladolid en la anterior jornada, cuando los leones perdieron 0-1. Aun así, se convirtió en el mejor jugador rojiblanco en la segunda parte, cuando salió en sustitución de Iñigo Córdoba. Ibai también tuvo protagonismo a partir del minuto 67 cuando relevó a Muniain.

Su acierto goleador está resultando clave en la mejoría experimentada por el equipo desde que Gaizka Garitano se hizo con las riendas del banquillo después de la destitución de Eduardo Berizzo el 4 de diciembre del pasado año. Tanto es así que ocho de sus nueve dianas han servido para sumar al menos un punto. Solamente cayó en saco roto la que marcó en el derbi contra la Real Sociedad disputado en Anoeta en la jornada 22. Oyarzabal y Willian José adelantaron a los locales y el tanto del navarro en la recta final del encuentro solo puso algo de emoción que no se pudo concretar en un resultado positivo.

Goles con valor

Todos los demás goles han valido para algo: marcó el 0-2 ante el Betis en el Benito Villamarín (2-2), el 0-1 definitivo contra el Huesca en El Alcoraz, el 1-0 frente al Eibar en Bilbao, el 1-2 decisivo en la visita al Girona, el 3-1 con el Rayo en San Mamés (3-2) y los dos del pasado domingo contra los gallegos que al fin y a la postre resultaron claves para sumar tres puntos vitales camino de Europa.

Muy probablemente, el sábado tendrá la oportunidad en el Sánchez Pizjuán de ampliar su cuenta realizadora para apurar las opciones de acabar la Liga como sexto clasificado o en su defecto certificar la séptima plaza actual.



Fuente de la Nota

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*