La semana en que todo cambió en el vestuario blanco

El Real Madrid ganó el sábado al Celta en Vigo sorprendiendo porque la imagen que dio en Balaídos poco o nada tuvo que ver con la que mostró en una pretemporada nefasta. No sólo sorprendió eso. Lo que más cambió el paso de casi todo el mundo fue la presencia de Bale en el equipo titular. El galés pasó de estar fuera a ser titular en el primer partido oficial del Madrid esta temporada.



Ese cambio del equipo y, sobre todo, de Zidane con Bale se gestó en la semana del encuentro de Vigo. El entrenador francés se dio cuenta que debía volver a ser el técnico con mano izquierda de su primera época y no el de la pretemporada dejando muy claro que no quería a Bale y a James. Ambos, junto a Mariano, no participaban en el entrenamiento táctico del equipo hasta justo la semana del partido. Una semana en la que Zidane contó con todos los jugadores, incluidos Bale y James, en los entrenamientos.


Zidane habla sobre la situación de Bale




No sólo eso, si no que en las altas esferas del club blanco ya eran conscientes al principio de la semana pasada que Zidane iba a contar con Bale y James. Una alegría para los responsables blancos que no entendían que el entrenador no contara con ellos. Mientras tanto, el técnico francés charlaba en los entrenamientos con sus jugadores pidiendo solidaridad defensiva, implicación de todos ellos para solucionar la mala imagen de la pretemporada.

Fue una semana de muchas reuniones y charlas en Valdebebas entre Zidane y los jugadores, pero también entre los propios futbolistas para buscar esa solidaridad en el campo que no se había visto en la pretemporada. Una semana en la que todo cambió en el vestuario del Real Madrid y en la forma de actuar de Zidane.



Fuente de la Nota