¡Más viva que nunca! Huamantla espiritual y taurina

Huamantla, Tlax. Al fondo del restaurante una foto monumental de un tapete multicolor de aserrín que adorna el lugar. Se aprecia cómo la imagen de la Virgen de la Asunción es paseada en volandas sobre los adornos que los fieles le han preparado sobre las calles. «La noche que nadie duerme» en Huamantla es mágica, es la fusión de la espiritualidad y la festividad del pueblo, lo mismo que la llamada «Corrida de las luces» misma que se se realizará estemiércoles 14 de agosto a las 20:00 hrs en la plaza de toros “La Taurina Fernando de los Reyes El Callao” de esta localidad.

Para el padre Ranulfo Rojas Bretón quien está al frente de la logística litúrgica del evento y es el rector del seminario de Tlaxcala, es muy importante comprender que en el toreo también hay espiritualidad: «es muy importante saber, aún para los que no conocen mucho del toreo, que esta actividad está muy lejos de ser un deporte o un aspecto circense, en realidad contempla todo un aspecto ritual. Quien guste de asistir a una celebración litúrgica o una misa y quien vaya a la plaza de toros podrá encontrar muchas similitudes o analogías que podemos ver y eso muestra que hay una relación natural».

¡Con medalla de plata! Victoria Cruz salva el honor de los poblanos

Explica a detalle que la tauromaquia nace acompañando a la religión y tiene un fondo espiritual: «La fiesta brava surge en el ámbito religioso. Porque en España las fiestas de los pueblos que veneraban al Santo Patrón, siempre se han celebrado con una corrida. Siempre he dicho que una fiesta patronal por excelencia comienza en la misa y termina en la plaza de toros porque es una actividad donde se involucran todos. Las autoridades eclesiásticas en España participan en el rito litúrgico pero también las autoridades civiles y tienen su lugar especial donde asisten a misa. Luego en la plaza las autoridades eclesiásticas tenían un lugar dónde apreciar las corridas. Por tanto esta vinculación parece muy natural. Pero si queremos ir más a fondo de lo que subyace a la fiesta vamos a encontrar que el toreo tiene un fondo muy espiritual y de respeto al toro».

La dignidad de las corridas empieza por el respeto al toro: «He platicado con muchos toreros (continua el sacerdote), ganaderos y hemos encontrado el respeto profundo y uno espera encontrar en el animal no una parte de «la fiesta» sino al actor principal de la fiesta. Los toreros son parte de las corridas, pero el actor principal es el toro».

¡En el tradicional lunes de lucha! A marrullerías, Carístico alecciona al rudo Rush

Este día Huamantla vivirá su fiesta espiritual en la «Noche que nadie duerme». Con sus tapetes abigarrados, su procesión de la Virgen de la Caridad (antes de la Asunción), sus rezos y la solemnidad que viste al alma y encarna la religión. La plaza de toros «La Taurina» no está exenta de esta festividad ritualista y mística. Será la orquesta de Esperanza Azteca la que interprete el «Ave María”, misma que acompañará en la procesión de los toreros, la lectura litúrgica y el mensaje que dará el señor Obispo. Y será el preámbulo a la corrida más esperada por el pueblo de San Luis Huamantla y la región. Si bien es cierto que el toreo es un espectáculo, también tiene su parte de espiritualidad como lo diría el sacerdote Ranulfo Rojas Bretón

TOROS Y RELIGIÓN, TRADICIONES DE HUAMANTLA

La solemnidad y tradición, lograron hacer de esta corrida un patrimonio cultural y se le pusieron características claves: Se hace a oscuras, se reparten velas para todos los concurrentes y el ambiente es de algarabía pero llegado el momento, queda el silencio con plaza llena y comienzan las notas del Ave María, así como la procesión acompañado por el incensario, la cruz alta, los ciriales y regularmente participa el obispo como parte de esta misma tradición y cultura y obviamente la imagen de la Virgen de la Caridad. Se hace el recorrido al rededor del ruedo y participan todos los que intervienen en la corrida: los toreros, su cuadrilla, picadores, monosabios, la peña taurina que acompaña y hay un momento profundo de oración. Se lee un fragmento del Evangelio, se hace un mensaje que da el obispo con motivo de la fiesta de la ciudad. No es con motivo solamente de lo taurino; en ese momento se concentra lo que es Huamantla para celebrar a la Virgen y, la fiesta brava, es parte de esos festejos. Por eso el mensaje es del obispo para toda la gente de Huamantla, para todos los visitantes así como para quienes participan en esta fiesta taurina.

UNA NOCHE DE REFLEXIÓN Y TAURINISMO

Para el sacerdote Ranulfo Rojas Bretón es necesaria la reflexión dentro o fuera de lo taurino: “descubran que efectivamente esto tiene un fondo espiritual, no es solamente el aspecto de la manifestación taurina que insisto se puede estar o no de acuerdo, eso es lo de menos. Quien disfrute la fiesta y quien no, pues hay otros espacios para poder divertirse y poder disfrutar de su vida, pero si hay algún punto en el que todos tenemos que coincidir, es en la búsqueda de transformar nuestra sociedad y que esa transformación sea por caminos de justicia y de paz”.




Fuente de la Nota