No teme al estreno en Ipurua

El Eibar es consciente de que la permanencia en Primera pasa por exprimir al máximo el rendimiento en casa, de ahí que empezar con buen pie en Ipurua se antoje fundamental. Desde que los armeros pisan la élite sin titubeos, el estreno en casa ha sido un momento importante, casi crucial, a la hora de dibujar el futuro a medio plazo, ya que ha permitido seguir volando sin miedo a una caída o, por el contrario, ha encendido las primeras alarmas en el vestuario.



El balance del equipo hasta el momento, a expensas de lo que suceda este domingo contra el Espanyol, es positivo: el Eibar suma tres victorias y dos derrotas, curiosamente en ese mismo orden, cuando se ha estrenado ante su público. La Real fue la primera víctima en el debut de los armeros en Primera (1-0 con el recordado gol de falta de Javi
Lara al filo del descanso), el Athletic también cayó en las garras azulgranas un año más tarde (2-0 con dianas de Berjón y Adrián) y en la 2016/17 fue el Valencia el que hincó la rodilla en Ipurua con un zarpazo de Pedro León (1-0).

Lamentablemente, la tendencia se revertió hace dos campañas. El tercer derbi, otra vez con el Athletic en frente, se saldó con un traspié por la mínima por culpa de Aritz
Aduriz (0-1) y la pasada temporada un doblete de Gallar heló a la parroquia armera otorgando el primer triunfo en la élite al Huesca (1-2). El destino de los aragoneses, sin embargo, poco tuvo que ver con lo visto aquel día en Eibar.

La cita de este domingo cuenta con enormes alicientes que quizá multipliquen el valor de los puntos que se pondrán en juego. Ipurua presentará un aspecto más amplio y moderno empezando por el nuevo ‘look’ de la grada Oeste y un césped que los jugadores pisarán hoy por primera vez en un entrenamiento abierto al público. El calor de la afición, ansiosa por ver a los suyos en un recinto que sigue dando pasos firmes hacia su reforma completa, será indispensable.

Además, no hay que olvidar que no está siendo un inicio de temporada plácido para el Eibar, ya que sólo suma un punto de nueve, el empate que firmó en El Sadar ante Osasuna. Ni en Mallorca ni hace diez días en el Metropolitano fue capaz de extraer nada positivo amén de 45 minutos para la esperanza en Madrid.

Triple cita en casa en un mes

A pesar de que el Eibar no pisará Ipurua hasta esta cuarta jornada, al igual que Real, Real Madrid y Valladolid, el calendario ha querido que tres de los cuatro compromisos del mes de septiembre los dispute en casa, un carrusel que debe servir para enderezar el rumbo.

Después del Espanyol, y con permiso del Levante, a quien el Eibar visita el próximo fin de semana en el Ciutat de Valencia, Sevilla y Celta tratarán de asaltar el coliseo armero. El Eibar no teme al estreno en Ipurua ni tampoco a los compromisos venideros. El comienzo de Liga no ha sido apasionante pero todo puede cambiar en 21 días. Con la llegada de octubre será el momento de realizar el siguiente balance.



Fuente de la Nota

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*