Santutxu y Deusto llevan alto la bandera de los equipos de barrio

Los equipos de barrio están de moda en el arranque de la competición en el grupo vasco de Tercera. Tanto el Santutxu como el Deusto han empezado como un tiro. Siete puntos sobre nueve. Con medios modestos, pero con máxima ambición. Mallona y Etxezuri disfrutan con los suyos. Apuestan todo al rojo.



Se prevé una de las temporadas más duras que se recuerdan en los últimos años debido al alto nivel de los contendientes. Por arriba habrá codazos para colarse en el playoff. Lo que se traduce en otra lucha despiadada en la zona baja para evitar el descenso. Todos quieren hacer los deberes cuanto antes. Santutxu y Deusto no pierden el tiempo y ya tienen parte de su camino recorrido.

El calendario les deparó a los chicos de Juan Carlos Marco ‘Marquitos’ un inicio muy guipuzcoano. Lo han explotado a la perfección. En la jornada inaugural firmaron tablas en su visita al Pasaia (1-1). Después han encadenado dos victorias de nivel ante conjuntos que apuntan a la zona media-alta de la clasificación.

El Santutxu tumbó a la Real Sociedad C con una épica remontada en Mallona (4-3). El filial ganaba por 1-3 mediado el segundo acto, pero los tres puntos se quedaron en el barrio bilbaíno. Un doblete de Fano, el segundo de penalti para dar la victoria a los locales, Txaka y Valero decidieron para los rojillos. La pasada jornada, el Santutxu asaltó el feudo del Beasain (0-1, Erre). El Basconia será el próximo en poner a prueba a los de Marquitos.

El Santutxu ha explotado la vía guipuzcoana, empate con Pasaia y victorias ante Real C y Beasain, y el Deusto afronta un reto de altura: el sábado se verá las caras con un Balmaseda que lleva pleno de triunfos

La trayectoria del Deusto es idéntica en cuanto a los resultados se refiere. Los tomateros iniciaron el curso con un empate en tierras guipuzcoanas. En su caso, en Beasain (3-3). Un punto de valor, aunque les dejó un regusto amargo, puesto que el marcador reflejaba 1-3 faltando un cuarto de hora. Andiko, con un doblete, y Gari anotaron para los de Gorka Bidaurrazaga.

El Deusto se ha abonado al ‘unocerismo’ en sus dos envites más recientes. Aunque con un desarrollo bien distinto. Derrotó al Basconia con una diana, obra de Murgoitio, en los primeros compases del choque. En Urduliz tuvo que esperar hasta el descuento. Los de Nando Alonso incluso fallaron un penalti. Decidió Larrayoz. Como Murgoitio, un jugador llamado a marcar las diferencias en Etxezuri. El siguiente reto para el Deusto será de armas tomar. El sábado recibe a un Balmaseda que lidera la tabla y que es el único equipo del grupo que cuenta sus partidos por victorias.



Fuente de la Nota

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*